top of page
Buscar

La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

¿Te preguntas cómo crear una estrategia digital exitosa? ¡No te preocupes, estás en el lugar correcto! Hoy en día, no se trata solo de sumergirse en el vasto océano del marketing digital, ¡sino de destacar entre la multitud y ser el mejor de todos!


Sabemos que la idea de una "estrategia" puede sonar un poco intimidante, pero déjame decirte que diseñar una estrategia digital efectiva no tiene por qué ser una tarea titánica. De hecho, ¡estoy aquí para hacerte el camino mucho más fácil y divertido!


Imagínate esto: tú y tu empresa navegando en las olas digitales, alcanzando objetivos y cosechando éxitos. ¿Suena bien? ¡Por supuesto que sí! Y para lograrlo, necesitas una estrategia digital bien definida.


En pocas palabras, una estrategia es simplemente un plan de acción inteligente para alcanzar tus objetivos. Por ejemplo, tal vez tu meta principal sea aumentar en un 25% la generación de leads a través de tu sitio web este año, en comparación con el año anterior. ¿Ambicioso? ¡Sí! ¿Posible? Absolutamente.



La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

En mi blog, te voy a guiar a través de los pasos clave para llevar a cabo una estrategia digital exitosa que hará que tu empresa brille en el mundo en línea. Pero espera, la diversión no termina ahí. Estoy ansioso por escuchar tus comentarios, preguntas y compartir ideas en mis perfiles de Instagram, LinkedIn, Facebook y Twitter. ¡Nos espera un viaje emocionante hacia el éxito digital juntos!


No dejes que tu empresa se quede atrás. Descubre cómo dominar el arte de la estrategia digital y lleva tu negocio a nuevas alturas. ¿Estás listo para tomar el control de tu presencia en línea? ¡Sigue leyendo y prepárate para una aventura llena de conocimientos valiosos, consejos prácticos y estrategias que te ayudarán a superar a tus competidores!


Recuerda, en mi sitio web cesarsanchez.com.co encontrarás todo el material que necesitas para triunfar en el mundo digital. ¡Te espero con entusiasmo!



¿Qué es una estrategia digital?


¡Permíteme desvelar el misterio y darte una visión clara y emocionante!


Imagínate que estás navegando en un océano digital lleno de oportunidades. ¿Cómo te aseguras de llegar a la isla del éxito? ¡Con una estrategia digital bien elaborada, por supuesto!



La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

En términos sencillos, una estrategia digital es como un mapa detallado que te guía hacia tus objetivos en el mundo en línea. Es un plan de acción inteligente que te ayuda a evitar las corrientes peligrosas y te impulsa hacia el puerto de tus metas.


Pero espera, no se trata solo de lanzar publicaciones en Facebook y cruzar los dedos para que algo funcione. ¡Hay mucho más que eso! Una estrategia digital sólida implica una combinación de tácticas y enfoques cuidadosamente seleccionados para lograr resultados tangibles.


Por ejemplo, si deseas aumentar las ventas de un producto que tu público ya conoce, tu estrategia digital será diferente a la que usarías para dar a conocer un nuevo producto. Cada objetivo requiere un enfoque específico y creativo.


Aquí es donde entran en juego diferentes aspectos del marketing digital. Imagina tener a tu disposición herramientas poderosas como el SEO para posicionar tu sitio web en los primeros resultados de búsqueda, el marketing de contenidos para cautivar a tu audiencia con información relevante y valiosa, y las campañas de publicidad en buscadores para atraer tráfico de calidad.



Pero no te agobies con la cantidad de opciones. Una estrategia digital inteligente combina y selecciona los enfoques adecuados para obtener el resultado esperado. Es como tener una caja de herramientas digital y saber exactamente cuál usar en cada situación.

Ahora bien, entiendo que este mundo digital puede parecer abrumador, especialmente si estás comenzando. Pero no te preocupes, estoy aquí para guiarte en cada paso del camino.


Imagina tu estrategia digital como un rompecabezas emocionante. Cada pieza encaja perfectamente para crear una imagen completa y exitosa. No importa el tamaño de tu marca, incluso si tienes múltiples objetivos, visualizar tu estrategia de manera simple te ayudará a diseñarla con claridad y confianza.


━━━━━


“En resumen, una estrategia digital es el plan maestro que te llevará a alcanzar tus objetivos a través de medios en línea. Involucra la creación y difusión de contenido atractivo en sitios web y redes sociales, la gestión efectiva de correos electrónicos y blogs, y mucho más.”


━━━━━


¿Por qué es importante una estrategia digital?


¿Por qué es crucial contar con una estrategia digital sólida en el mundo empresarial actual? ¡Permíteme revelarte los secretos y beneficios que te están esperando!


Aquí está el triste hecho: la mayoría de las empresas aún no han descubierto el poder de una estrategia digital bien definida. Según estudios e investigaciones realizados por diversas agencias de Latinoamérica, muchas empresas carecen de una estrategia digital o simplemente no la tienen en absoluto. ¡Sí, has oído bien! Algunas empresas están navegando sin un mapa en este vasto océano digital (como lo demuestra un estudio realizado por Smart Insights).


Quizás te preguntes por qué algunos profesionales de marketing consideran que definir una estrategia digital es una pérdida de tiempo. Piensan que pueden saltar directamente a lanzar campañas y publicar contenido sin una guía clara. Pero permíteme revelarte algo importante: la estrategia digital es el núcleo de todas tus acciones y la clave para el éxito en línea.


Imagina que estás construyendo una casa sin un plan arquitectónico. ¿Crees que tendrás un hogar sólido y funcional? Probablemente no. Lo mismo sucede en el mundo digital. Sin una estrategia bien definida, corres el riesgo de perder tiempo, recursos y dinero en acciones dispersas y desenfocadas.


La estrategia digital es como tener un mapa del tesoro que te guía hacia tus objetivos. Te permite tomar decisiones informadas y priorizar tus esfuerzos. Cuando sabes exactamente qué quieres lograr, puedes seleccionar las acciones más adecuadas para alcanzar tus metas y dejar de lado aquellas que no te llevarán más cerca de ellas.


Pero eso no es todo. Tener una estrategia digital sólida te permite aprovechar al máximo tus recursos limitados. ¡Sí, hablamos de tiempo, dinero y equipo! Al enfocarte en lo que realmente importa, puedes maximizar tu impacto y obtener resultados significativos.


Además, una estrategia digital bien elaborada te brinda una visión más clara del mercado y de tus clientes. Te mantiene actualizado sobre las últimas técnicas, herramientas y métodos para triunfar en el mundo en línea. ¡Es como tener un radar que te guía hacia el éxito!



━━━━━


“La mayoría de las empresas no tiene una estrategia digital bien definida.” Smart Insights.


━━━━━


No olvides que la implementación de tu estrategia digital se basa en indicadores clave de rendimiento KPI. Estos poderosos aliados te permiten medir y evaluar tus acciones. Con ellos, puedes saber si tu estrategia está en el camino correcto o si necesitas ajustar tus métodos. Los KPI te brindan una brújula para navegar por el océano digital y asegurarte de que estás llegando a tu destino.



La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

En resumen, tener una estrategia digital clara y definida es esencial en el mundo empresarial actual. Te brinda enfoque, eficiencia y la capacidad de aprovechar al máximo tus recursos. Además, te mantiene a la vanguardia de las últimas tendencias y te ayuda a obtener información valiosa sobre tu canal digital.


Recuerda, ¡una estrategia digital sólida siempre te dará la ventaja competitiva! No permitas que tu empresa se quede atrás. Prepárate para conquistar el mundo digital con una estrategia imbatible y lograr el éxito que siempre has deseado.


Beneficios


En este vertiginoso mundo digital, el éxito de los negocios depende de tu habilidad para promocionar tu empresa en la red. El marketing digital es un vasto universo que abarca desde el SEO hasta el análisis de datos, y puede resultar abrumador saber por dónde empezar y qué acciones tendrán el mayor impacto en tu empresa. Pero no te preocupes, ¡aquí es donde entra en juego la estrategia digital!

Utilizar Internet y las herramientas digitales para promover tu producto, servicio, marca u organización tiene una serie de beneficios que no puedes ignorar. Echemos un vistazo a algunos de ellos:

  • Costo: El marketing digital ofrece una amplia gama de aplicaciones y herramientas a precios accesibles. Puedes pagar según tus necesidades y escalar en cualquier momento. ¡No hay excusas para no empezar!

  • Accesibilidad: Al estar en la web, la información de tu empresa estará protegida, actualizada y podrás acceder y modificarla desde cualquier lugar. La flexibilidad es clave en el mundo digital.

  • Inmediatez: ¿Necesitas hacer cambios en la información de contacto, productos o servicios? Con solo unos clics, puedes ajustarlos de manera instantánea. No más esperas interminables ni procesos complicados.

  • Riqueza de contenido: Internet te permite educar a tus clientes potenciales de diversas formas. Puedes utilizar textos, imágenes, videos o documentos descargables para transmitir información relevante y cautivar a tu audiencia.

  • Alcance global: Las ventajas del mundo digital son que está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, desde cualquier parte del mundo. Tu negocio no tiene fronteras y puede llegar a audiencias internacionales.

  • Invitación a la acción: El marketing digital facilita la interacción con tu público objetivo. Con un solo clic, puedes invitar a los clientes potenciales a obtener más información, suscribirse a un boletín electrónico o solicitar una cotización. ¡El ciclo de venta se acorta!

  • Permanencia: Automatizar el envío de información y establecer contactos periódicos te permite estar en el radar de personas que aún no están listas para comprar, pero que podrían hacerlo en el futuro. El seguimiento constante es clave para convertir a los prospectos en clientes.

  • Amplificación: Las redes sociales y la posibilidad de compartir enlaces permiten que la información sobre tu empresa se difunda rápidamente. Tus seguidores pueden compartir tus publicaciones, marcarlas como favoritas y amplificar tu mensaje.

  • Monetización: El marketing digital te brinda la oportunidad de generar transacciones y ventas de manera inmediata. Con estrategias efectivas, puedes convertir a tus seguidores en clientes leales.

  • Omnipresencia: Gracias a los dispositivos móviles, tu empresa puede estar disponible en todo momento y lugar. Tus clientes pueden acceder a tu información y continuar su proceso educativo en cualquier momento.

  • Desempeño: Poder atender las inquietudes y problemas de tus clientes de manera inmediata tiene un valor incalculable. La satisfacción del cliente y la rápida resolución de problemas son clave para el éxito.

Estos beneficios son solo la punta del iceberg. La estrategia digital te brinda la oportunidad de aprovechar al máximo los recursos disponibles, el tiempo, el dinero y el equipo, enfocándolos en lo que realmente importa. Además, te permite desarrollar un profundo conocimiento del mercado, tus clientes y las últimas técnicas y herramientas digitales.


Recuerda que la estrategia digital no es solo para grandes empresas. Incluso si eres un emprendedor o tienes un negocio pequeño, una estrategia bien diseñada puede marcar la diferencia en tu éxito en línea.



¿Qué es una campaña de marketing digital?


Es común confundir una estrategia digital con las campañas de marketing digital, pero permíteme aclararte las diferencias con un toque divertido y ejemplos claros.


Imagina que estás en una misión espacial para conquistar el mundo digital. Tu estrategia digital sería como la nave espacial que te lleva a tu destino final: el éxito en Internet. Es tu plan maestro, la hoja de ruta que te guía en el vasto universo digital.


Ahora bien, las campañas de marketing digital son tus pequeñas expediciones dentro de esa nave espacial. Son los trajes espaciales y las herramientas especiales que utilizas para llevar a cabo tareas específicas y alcanzar tus metas intermedias.


Por ejemplo, digamos que tu objetivo principal es aumentar las ventas de tu tienda en línea. Tu estrategia digital podría incluir diferentes campañas de marketing, como "La Gran Expedición en Redes Sociales" o "La Búsqueda de los Correos Electrónicos Perdidos". Cada una de estas campañas se enfocará en un canal o táctica particular.


Imagínate que decides lanzar la campaña "La Gran Expedición en Redes Sociales". Aquí es donde sacas tus trajes espaciales más elegantes y te adentras en el mundo de Facebook, Twitter, Instagram y otras plataformas. Compartes contenido relevante y atractivo, interactúas con tu audiencia y utilizas anuncios inteligentes para atraer la atención de posibles clientes. Esta campaña específica es una de las muchas piezas que componen tu estrategia general.


Recuerda que una campaña, por muy épica que sea, no se convierte automáticamente en una estrategia solo porque dure mucho tiempo. Una estrategia digital es un enfoque integral que combina diferentes campañas y tácticas para alcanzar tu objetivo final.


Pero, espera, ¿quieres pruebas de la importancia de tener una estrategia digital bien definida? Aquí van algunas estadísticas:

  • Según un estudio de eMarketer, el 73% de los profesionales del marketing afirma que tener una estrategia digital sólida ha sido fundamental para su éxito en línea.

  • Otro informe de HubSpot revela que las empresas que tienen una estrategia digital bien desarrollada obtienen un 2,8 veces más de crecimiento en sus ingresos en comparación con las que no la tienen.

  • Además, según un estudio de Deloitte, las empresas que implementan una estrategia digital eficaz tienen una probabilidad 2,5 veces mayor de ser consideradas líderes en su industria.

Entonces, ¡no subestimes el poder de una estrategia digital bien estructurada! Es tu boleto para explorar el vasto universo en línea y alcanzar el éxito que mereces.



Recuerda que tus campañas de marketing digital son las expediciones emocionantes dentro de tu nave espacial, pero tu estrategia digital es la fuerza que las impulsa y las une. Así que, pon tus trajes espaciales, define tu estrategia y prepárate para despegar hacia el éxito en el mundo digital. ¡El cielo ya no es el límite, el espacio digital es tu nuevo horizonte!



Ejemplos de estrategias de marketing digital exitosas


Buffer


Es difícil hablar de marketing de contenidos sin pensar en la super popular herramienta de programación de redes sociales Buffer. A menudo la citan como un excelente ejemplo de marketing de contenidos bien hecho.

La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Miremos cómo Buffer desarrolló su exitosa estrategia digital de marketing de contenidos.


¿Cómo lo hicieron? En sus primeros días, dependían ampliamente del «guest posting», es decir, publicar en páginas de otros. Escribían contenido que se publicaba en varios sitios diferentes para obtener más reconocimiento.


De hecho, el cofundador de Buffer afirma que, gracias a esa estrategia, lograron sus primeros 100.000 clientes.


Sin embargo, no les hacía mucha gracia estar ignorando su propio sitio. Desde entonces, se han convertido en una autoridad en el ámbito del marketing al producir contenido de alta calidad para sus propios blogs.


¿Has reparado en que hablamos de blogs en plural, no de un solo blog? Efectivamente, tienen dos blogs diferentes centrados en distintos intereses:


Blog de Buffer: Todo sobre medios sociales, marketing y características y actualizaciones de Buffer.

Open blog (Blog abierto): Todo sobre el teletrabajo, su cultura y su evolución como empresa.


Y si bien el marketing de contenidos generalmente se asocia con publicaciones de blog y ebooks, Buffer demuestra que esta estrategia de marketing va mucho más allá de la palabra escrita.


También han lanzado un podcast llamado «La ciencia de los medios sociales» en el que comparten conocimientos e ideas sobre medios sociales.


Cabify



La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

En una de las áreas más competidas, como es el transporte por medio de aplicaciones, Cabify ha logrado diferenciarse porque su compromiso con disminuir el impacto de las emisiones de carbono que emiten sus automóviles es más que una campaña aislada, ya que se encuentra inserta en su filosofía empresarial y en su estrategia global.

Bajo estos principios, se ha dado a conocer en Internet y en las redes sociales con éxito, sobre todo con el uso de publicidad pagada en sitios como YouTube y Facebook.



Además, uno de sus fundamentos es la retroalimentación por parte de los clientes de sus competencias directas.


Así, han logrado enfocarse en aprender de la experiencia de otras compañías y dar algún valor adicional frente a la oferta existente.


Gracias a ello se abrieron camino en los servicios corporativos y en los particulares que desean una opción de transporte más exclusiva.


Definitivamente un caso de estrategia digital que vale la pena estudiar.


Airbnb


De nuevo, el marketing de contenidos no es solo sinónimo de publicaciones de blog que funcionan; Airbnb puede demostrarlo.


El mejor ejemplo son sus guías de vecindarios, muy valiosas para los clientes que buscan alojarse en un tipo concreto de barrio.


Con estas guías, los usuarios pueden encontrar lugares de referencia, experiencias, restaurantes y otros espacios atractivos en un determinado barrio.


La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Airbnb también hace mucho uso del contenido generado por el usuario, con reseñas, recomendaciones y trucos secretos que brindan una imagen auténtica de una determinada zona.


Por supuesto, Airbnb quiere que la gente realmente reserve unas vacaciones y se aloje en una de sus propiedades. Por lo tanto, a través de esas guías de vecindarios, los usuarios también son dirigidos a los Airbnbs mejor calificados donde pueden alojarse en ese barrio.

Es el ejemplo perfecto de contenido promocional que también es extremadamente útil.


Más allá del contenido que producen por su cuenta, Airbnb también equipa a los usuarios con la información y los recursos que necesitarán para crear contenido de calidad para los listados de viviendas, que constituyen la parte principal del sitio.


«Por ejemplo, cuando un anfitrión incorpora su espacio en Airbnb, lo acompañamos en cada paso del camino con consejos útiles sobre cómo escribir una descripción de su hogar, precios para productos similares en su barrio, ideas sobre el tipo de alojamiento que buscan nuestros huéspedes, entre otras muchas cosas», explica Marissa Phillips, jefa de Estrategia de Contenidos en Airbnb.


Shein


Entender a tu audiencia y escoger los canales adecuados es una de las fases más valiosas en una estrategia de marketing, y la marca de ropa en línea Shein lo entendió a la perfección.


Con publicidad a través de las influencers en Instagram, se concentraron en la promoción visual de sus productos, tanto así que cuentan con especialistas que analizan los perfiles de los bloggers de moda interesados.


Sus Instagram Stories son parte básica de sus tácticas, y tienen un aumento del 20 % en el retorno de la inversión en anuncios pagados.


Además, mantienen una política de rebajas y códigos de descuento que ayudan a atraer y retener a sus clientes.



Glossier


Una infinidad de factores contribuyen al éxito innegable de la marca de maquillaje para millennials Glossier. Pero, sin duda, los medios sociales son una importante pieza del rompecabezas.


Desde el principio, la marca hizo de los medios sociales (en particular, Instagram) una prioridad, y lograron atraer a 13 000 seguidores de Instagram antes de siquiera lanzar un solo producto.



La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Pero, ¿cómo lo hicieron? Bueno, lo que hace que su presencia social sea tan impresionante es, en parte, que entienden de verdad a su público, es decir, son capaces de crear publicaciones que llegan a sus seguidores.



«La mujer de hoy tiene apenas cinco minutos para maquillarse antes de salir pitando por la puerta. Esa es su realidad, pero aún así quiere verse bien y necesita hacerlo con el mínimo esfuerzo», dijo Emily Weiss, fundadora de Glossier, en una entrevista con Entrepreneur.


Ese es el perfil que plasman en todas sus publicaciones. Sus imágenes nunca son demasiado sofisticadas; por el contrario, muestran a personas reales en entornos reales (bebés, perros, ventanas de aviones, etc.).


Grammarly


La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Grammarly es una marca que centra su estrategia de marketing en las redes sociales, en el caso de los compradores individuales, así como en mostrar su utilidad para las universidades, los centros de trabajo y las oficinas gubernamentales, que ahora son algunos de sus principales clientes.


Verás que sus anuncios están enfocados en la utilidad de los productos, tanto para quienes tienen un inglés nativo como para los estudiantes de este idioma.


Con ayuda de su versión freemium, llegan a millones de usuarios (casi 7 millones diarios, para ser exactos).


Buzzfeed


BuzzFeed trabaja tan bien el marketing digital que a veces parece que se ha apoderado de todo Internet. Pero de todas sus múltiples acciones de marketing, hay una cosa que hacen excepcionalmente bien: el marketing por correo electrónico.


En un momento en que nuestras bandejas de entrada nos generan ansiedad, el marketing por correo electrónico presenta un verdadero desafío.


¿Qué hacer para que las personas abran e interactúen con tus correos electrónicos en lugar de eliminarlos de inmediato (o peor aún, darse de baja de tu lista)?


BuzzFeed demuestra que el secreto radica en la personalización total. Saben que deben ofrecer el contenido que los usuarios realmente desean, por lo que se ven obligados a interactuar con los correos electrónicos que reciben.



Sin embargo, generar contenido dirigido a cada usuario es complejo si le estás hablando a todo tu público a la vez.


Esa es exactamente la razón por la cual BuzzFeed ha segmentado sus acciones de marketing por correo electrónico en función de intereses muy específicos (sí, incluso puedes suscribirte para recibir una adorable foto de perro al día).


Tienen innumerables newsletters distintas a las que los usuarios pueden suscribirse, y también son muy claros en cuanto a lo que los suscriptores pueden esperar de ese contenido, así como con qué frecuencia recibirán actualizaciones.


También ofrecen desafíos diferentes a los que los usuarios pueden suscribirse para dar pequeños pasos con el fin de superarse.


¿Cuál es el resultado? Contenido de excelente calidad y altamente segmentado que los usuarios desean recibir.


Adobe


La segmentación puede ser poderosa. Pero si no tienes el mismo público masivo que BuzzFeed, disponer de numerosas newsletters diferentes puede parecer una exageración.


La buena noticia es que esta no es la única opción para proporcionar contenido personalizado por correo electrónico u obtener más información sobre tus suscriptores.


Adobe es un magnífico ejemplo de esta estrategia. A pesar de que también tienen un gran público, adoptan un enfoque ligeramente diferente a la personalización.


Fíjate en el siguiente ejemplo de una de sus newsletters por correo electrónico en la que incluyeron dos llamadas de atención una al lado de la otra.


De este modo, les daban a los suscriptores la opción de elegir su propia aventura, por así decirlo y, al mismo tiempo, era una oportunidad para Adobe de conocer mejor los intereses de ese cliente específico.


Adobe también ofrece su newsletter Adobe & You, que proporciona a los subscriptores contenido aún más personalizado, como noticias de marketing digital, consejos de Adobe e información sobre eventos locales y formación.


Ahora que ya conoces los aspectos básicos de una estrategia digital y algunos ejemplos de campañas de marketing digital, analicemos cómo crear tu propia estrategia.



Desarrolla tus buyer personas


¡Bienvenido al mundo de los detectives del marketing digital! Si quieres triunfar en el universo en línea, necesitarás resolver uno de los misterios más intrigantes: descubrir quiénes son tus clientes ideales. La verdad es que responder a la pregunta "¿Quién es tu cliente?" puede ser tan complicado como tratar de descifrar un enigma enigmático. De hecho, solo el 10% de las marcas logran responder de manera clara y concreta.


Aquí viene la clave para una estrategia digital exitosa: los buyer personas. Estos personajes representan a tus clientes ideales y son la base fundamental para crear las mejores estrategias de marketing digital. ¿Cómo los construyes? Bueno, no necesitas un sombrero de detective, pero sí algunas herramientas como investigaciones, encuestas y entrevistas con tu audiencia objetivo.



Aquí tienes un truco para desarrollar tus buyer personas: utiliza la información cuantitativa que puedes obtener a través del tráfico en tu sitio web. Gracias a maravillas tecnológicas como Google Analytics, podrás segmentar a tus potenciales clientes por ubicación, edad, idioma y más. ¡Es como tener tu propio laboratorio de análisis de datos en línea!


Sin embargo, ten en cuenta que especular sobre tu audiencia puede llevar tu estrategia de marketing por el camino equivocado. Por eso, siempre que sea posible, asegúrate de basar tu información en datos reales. Recuerda que Sherlock Holmes nunca construyó sus teorías en suposiciones, ¡y tú tampoco deberías hacerlo!


Analizar el entorno digital


Ahora, hablemos de la información que debes incluir en tus propios buyer personas para planear tu estrategia de marketing digital. Pero ten en cuenta que cada negocio es único, así que estos son solo puntos de partida que puedes ajustar según tus necesidades.


Primero, sumérgete en el vasto océano digital y analiza a tu competencia. Estudia sus puntos fuertes y débiles. Observa qué hacen bien y qué puedes hacer aún mejor. La estrategia digital te convierte en un verdadero competidor, y es mejor imitar o diferenciarte de la competencia de manera estratégica. Recuerda, eres el protagonista de tu propia historia, ¡no un mero secuaz de los demás!



La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Después, enfócate en tus consumidores. Estudia a tus clientes actuales y potenciales para crear el perfil del consumidor modelo, el famoso buyer persona. ¿Cómo puedes hacerlo? Habla con ellos, realiza entrevistas y escucha lo que tienen que decir. Descubre sus objetivos, sus problemas, sus pasiones y sus intereses. Puedes incluso realizar un análisis DOFA para resumir todas las ideas que obtengas.


Ahora, hagamos una pequeña pausa para algunas estadísticas impresionantes:


Según una investigación de Forbes, las empresas que utilizan buyer personas en sus estrategias de marketing obtienen un 124% más de ingresos en comparación con las que no lo hacen.


Además, según HubSpot, las empresas que utilizan buyer personas en su estrategia de marketing ven un aumento del 73% en los resultados positivos.


Ahora volvamos a nuestros buyer personas. Para tener una imagen completa de tu consumidor ideal, tu grupo de investigación debe incluir una combinación de clientes, prospectos y personas que aún no están en tu base de datos de contactos, pero que se ajusten a tu audiencia objetivo. A continuación, te brindaré algunos aspectos clave que debes considerar al crear tus propios buyer personas, aunque recuerda que estos pueden variar según tu tipo de negocio, ya sea B2B o B2C, y si tu producto es de alto o bajo costo.


Información cuantitativa (o demográfica)

  • Ubicación: Utiliza herramientas de análisis web, como Google Analytics, para identificar fácilmente la procedencia geográfica de tu tráfico web. Esto te ayudará a comprender las preferencias y características específicas de tus audiencias locales.

  • Edad: Dependiendo de tu empresa, la edad puede ser un factor relevante. Analiza las tendencias entre tus prospectos y clientes actuales para obtener una idea clara de la edad promedio de tu audiencia. Esto te permitirá adaptar tus estrategias y mensajes de manera más efectiva.

  • Ingresos: Obtener información sobre los ingresos personales puede ser un desafío, pero si lo haces correctamente, puede proporcionarte una valiosa perspectiva. Realiza entrevistas de investigación para crear tus buyer personas y descubre qué nivel de ingresos se ajusta a tu audiencia objetivo. Recuerda que la confidencialidad es clave y las personas pueden ser reacias a proporcionar esta información en formularios en línea.

  • Puesto laboral: Si tu empresa se enfoca en el mercado B2B, conocer los roles y puestos laborales de tus clientes existentes puede brindarte una comprensión más profunda de tu audiencia objetivo. Esto te permitirá adaptar tus mensajes y enfoques de marketing de manera más efectiva.

Información cualitativa (o psicográfica)

  • Objetivos: Identifica los objetivos que tus buyer personas buscan alcanzar con tu producto o servicio. Esto te ayudará a personalizar tu estrategia y enfocarte en los beneficios que son más importantes para ellos. Habla con tus clientes, vendedores y representantes de atención al cliente para obtener información valiosa y consolidar tus suposiciones.

  • Problemas: Escucha atentamente a tus clientes y al equipo de atención al cliente para identificar los desafíos comunes que enfrenta tu audiencia. Comprender sus problemas te permitirá diseñar soluciones y mensajes que se conecten directamente con ellos.

  • Minería de datos: ¡Aquí es donde la magia de los datos se vuelve emocionante! Aprovecha la minería de datos para capturar información de buscadores, redes sociales y sitios especializados. Estos datos te brindarán patrones y comportamientos clave de tu audiencia, lo que te ayudará a tomar decisiones informadas y ajustar tu estrategia digital en consecuencia.

  • Aficiones e intereses: Descubre las pasiones y los intereses de tu audiencia. Habla con tus clientes y personas que se ajusten a tu audiencia objetivo. Si, por ejemplo, tienes una empresa de moda, es útil saber si a una gran parte de tu audiencia también le interesan temas de salud y bienestar. Esta información puede ser utilizada para colaboraciones futuras y para crear contenido relevante y atractivo.

  • Prioridades: Descubre lo que es realmente importante para tu audiencia en relación con tu empresa. Realiza entrevistas y conversaciones con tus clientes y personas que representen a tu audiencia objetivo. Por ejemplo, si tu empresa de software B2B descubre que la asistencia técnica al cliente es más valorada por tu audiencia que un precio competitivo, tendrás una información valiosa para ajustar tu estrategia y priorizar la calidad del servicio.

Ahora que tienes toda esta información, es hora de ponerla en acción y crear uno o varios perfiles de consumidores ideales. Estos buyer personas serán el corazón de tu estrategia digital, ya que te permitirán comprender mejor a tu audiencia y personalizar tus mensajes y acciones para llegar directamente a ellos.


Recuerda que desarrollar tus buyer personas no es solo un ejercicio teórico, sino un paso crucial para el éxito en el mundo digital. Aquí es donde la ciencia se encuentra con la creatividad y donde los datos se fusionan con la empatía. Al entender quiénes son tus clientes ideales y qué los impulsa, estarás un paso adelante en el juego del marketing.



Diferenciales


¡Bienvenidos al emocionante mundo de los diferenciales! Pero espera un momento, ¿qué son exactamente los diferenciales y por qué son tan importantes en la era digital? Permíteme explicártelo de una manera divertida y clara.


Imagina que estás leyendo las noticias económicas y te encuentras con una sección dedicada a los indicadores de precios de diferentes productos, como el petróleo o el café. Sin embargo, notarás que nunca mencionan las empresas que venden esos productos. ¿Por qué? Porque en ese contexto, las marcas que los venden son solo intermediarios y no importa quién las ofrezca, ya que todos venden lo mismo. Esto se debe a que esos productos se conocen como "Commodities".


¿Pero qué son exactamente los Commodities? Son bienes básicos, productos que se destinan al uso comercial y que no tienen ningún valor agregado ni características diferenciadoras en comparación con otros productos en el mercado. Son productos sin procesar, como granos, metales o petróleo. Por ejemplo, si compras un barril de petróleo, obtendrás exactamente el mismo producto sin importar de dónde provenga.



La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Sin embargo, en esta era de la revolución del conocimiento y la disrupción digital, las marcas se enfrentan a un desafío: nuestras debilidades quedan al descubierto. En un mundo donde los clientes están mejor informados y pueden comparar en tiempo real, los discursos que hablan de "excelente calidad" o "servicio excepcional" pierden impacto. ¿Por qué? Porque estas afirmaciones no ofrecen un verdadero diferencial y no dan razones suficientes para que los clientes elijan una marca sobre otra.


Imagina que estás buscando un nuevo teléfono móvil y todas las marcas afirman tener "excelente calidad" y "un servicio excepcional". ¿Cómo puedes tomar una decisión si todas suenan igual? Es en este punto donde entran en juego los falsos diferenciales.


Los falsos diferenciales, como "servicio integral" o "amplia trayectoria", hacen que los clientes siempre opten por el precio más bajo. Sin un verdadero diferencial, sin una razón que incline la balanza hacia tu marca, los clientes elegirán el producto o servicio más económico. Y no los culpes, ¿por qué pagar más por exactamente lo mismo?


Entonces, ¿cómo podemos superar esta situación? La clave está en identificar los verdaderos factores que influyen en las decisiones de compra de nuestros clientes. Si conocemos los motivos por los cuales nuestros clientes eligen nuestro producto o servicio, podemos construir valor alrededor de ellos y crear diferencias reales.


Puedes utilizar diferentes métodos para identificar estos diferenciales. En nuestros servicios, utilizamos prácticas como la minería de datos, el análisis de datos, talleres de ideación con equipos multidisciplinarios, observación y encuestas (aunque cada vez menos). Estos métodos nos ayudan a comprender el comportamiento de nuestra audiencia en el entorno digital y a extraer conclusiones claras y contundentes.


Una vez que identifiquemos nuestros diferenciales, se convierten en elementos esenciales en todas las estrategias de marketing y en cada interacción con nuestros clientes. Nuestros diferenciales se reflejan en el discurso de ventas, en los anuncios publicitarios, en nuestras soluciones y comunicaciones. En resumen, se convierten en la columna vertebral de nuestra compañía.



Imagina tener una estrategia digital sólida respaldada por auténticos diferenciales. ¿Qué impacto crees que tendría en tus clientes y en tu negocio en general? Es hora de hacer algunas preguntas importantes: ¿Por qué tus clientes deberían elegirte a ti? ¿Tienes claros cuáles son los diferenciales de tu marca?


Si el precio es el único factor que influye en la decisión de compra de tus clientes, o si no tienes claridad sobre tus diferenciales, es probable que estés dejando pasar grandes oportunidades. Es hora de tomar acción y empezar a identificar y construir una oferta de valor auténtica basada en tus diferenciales.


Recuerda que tus diferenciales deben ser relevantes para tus clientes, es decir, deben ser elementos que realmente les importen y por los cuales estén dispuestos a pagar más. Estos diferenciales pueden estar relacionados con la calidad del producto, la experiencia del cliente, la innovación, la sostenibilidad o cualquier otro aspecto único que te distinga de la competencia.


Al enfocarte en tus diferenciales y construir una estrategia digital basada en ellos, estarás en el camino hacia el éxito. Tus clientes valorarán lo que ofreces y estarán dispuestos a elegirte incluso si hay opciones más económicas en el mercado.


Así que te invito a sumergirte en el apasionante mundo de los diferenciales. Descubre qué te hace especial, qué te diferencia y construye tu estrategia digital en torno a ellos. Verás cómo tu marca se destaca, cómo tus clientes te eligen por razones auténticas y cómo tu negocio florece en la era digital.


Recuerda, no se trata solo de vender un producto o servicio, se trata de ofrecer una experiencia única y valiosa que tus clientes no puedan resistir. ¡Tu estrategia digital te lo agradecerá y tus clientes también!


Identifica los objetivos


Una vez que tienes bien definidos tus Buyer Persona y tus Diferenciales, es momento de enfocarte en identificar los objetivos de tu estrategia digital. ¿Qué quieres lograr? ¿Qué resultados concretos buscas alcanzar? No podemos avanzar sin tener una meta clara en mente.


Imagina que estás navegando en un bote en medio del océano sin rumbo fijo. ¿Hacia dónde te diriges? Sin un objetivo claro, estarás dando vueltas en círculos sin llegar a ningún lado. Lo mismo sucede en el mundo digital. Necesitas establecer objetivos que sean específicos, medibles y alcanzables.


Veamos algunos ejemplos de objetivos digitales. Si tienes un sitio web, quizás quieras aumentar el número de visitantes únicos. ¿Sabías que el 53% de los profesionales del marketing consideran el tráfico del sitio web como el indicador clave de éxito? ¡Es como recibir más invitados en tu fiesta digital!


Otro objetivo podría ser aumentar el número de leads o prospectos interesados en tus productos o servicios. Según estudios, las empresas con un plan de generación de leads efectivo logran un 133% más de ingresos en comparación con aquellas que no lo tienen. ¡Imagínate la cantidad de oportunidades que podrías estar perdiendo si no te enfocas en atraer y convertir leads!


Y si eres una tienda en línea, seguro te interesa mejorar tu ratio de conversión y aumentar tus ventas. Según las estadísticas, el 57% de los consumidores abandonarán un sitio web si tarda más de 3 segundos en cargar. ¡Eso es más rápido que el tiempo que tardas en tomar un sorbo de tu café favorito! La velocidad importa y puede marcar la diferencia entre una venta exitosa y una oportunidad perdida.



Ahora bien, es esencial que tus objetivos estén alineados con los objetivos generales de tu empresa. Debes contribuir al éxito común. Si tu empresa busca aumentar los ingresos online en un 20%, tu objetivo como profesional del marketing podría ser aumentar un 50% la cantidad de leads generados a través del sitio web en comparación con el año anterior. ¡Tú eres el capitán que llevará a tu empresa hacia esos ingresos deseados!



La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa


No olvides la regla SMART para establecer tus objetivos. Cada letra representa un principio clave a seguir: Específico, Medible, Alcanzable, Realista y Definido en un plazo de tiempo determinado. Esta regla te ayudará a establecer metas concretas y enfocadas, evitando objetivos vagos y poco alcanzables.:

  • S-pecific – Específico.

  • M-easurable – Medible.

  • A-chievable – Alcanzable.

  • R-ealistic – Realista.

  • T-imely – Definido en un plazo de tiempo determinado.

Recuerda que la medición es esencial en el mundo digital. Debes contar con las herramientas adecuadas para monitorear y evaluar tus resultados. ¡Ya no vale la subjetividad! Necesitas datos reales para saber si estás en el rumbo correcto y hacer ajustes cuando sea necesario. Como dicen, "lo que no se mide, no se puede mejorar".


Así que ponte el traje de capitán, define tus objetivos SMART y navega con rumbo hacia el éxito digital. Recuerda que cada objetivo alcanzado te acerca más a ese tesoro de clientes satisfechos y negocios prósperos. ¡Tu estrategia digital te lo agradecerá y tus competidores se preguntarán cómo lograste superarlos en el mundo digital!


En mi agencia digital LIVING36, nos especializamos en el análisis de datos y entendemos la importancia de establecer objetivos claros y medibles para mejorar el desempeño de nuestras estrategias digitales. En este mundo en constante evolución, la subjetividad ya no tiene cabida. Necesitamos números, métricas y resultados tangibles.


Imagina que estás corriendo una maratón sin una meta clara. No sabes cuánto te falta para cruzar la línea de llegada y es probable que pierdas el ritmo y te desmotives. Lo mismo sucede en el ámbito digital. Necesitas saber hacia dónde te diriges y tener metas específicas que te indiquen si estás en el camino correcto.


El enfoque SMART es la brújula que te guiará hacia el éxito. Permíteme explicarte cada una de sus letras y cómo aplicarlas a tus objetivos digitales.


S - Específico: Tus objetivos deben ser claros y bien definidos. Evita objetivos vagos como "quiero más visitas a mi sitio web". En su lugar, establece algo como "quiero aumentar en un 20% el número de visitantes únicos a mi sitio web en los próximos tres meses".


M - Medible: Necesitas poder cuantificar tus objetivos para poder evaluar tu progreso. Utiliza herramientas de análisis web para obtener datos concretos sobre el tráfico, las conversiones y otras métricas relevantes. Por ejemplo, establece como objetivo "aumentar en un 15% la tasa de conversión en mi página de destino en los próximos dos meses".


A - Alcanzable: Tus objetivos deben ser realistas y alcanzables. No te pongas metas imposibles de lograr en un corto período de tiempo. Analiza tu situación actual, tus recursos y tus capacidades para establecer objetivos desafiantes pero alcanzables. Por ejemplo, si actualmente tienes una tasa de conversión del 2%, podrías establecer como objetivo aumentarla al 4% en los próximos seis meses.


R - Realista: Tus objetivos deben ser realistas y coherentes con tus recursos y limitaciones. No te plantees metas que estén más allá de tus posibilidades. Por ejemplo, si tienes un presupuesto limitado, no te propongas aumentar tus ventas en un 200% en un mes. En su lugar, podrías establecer como objetivo aumentar tus ventas en un 20% en ese mismo período.


T - Definido en un plazo de tiempo determinado: Establece un plazo límite para alcanzar tus objetivos. Esto te ayudará a mantenerte enfocado y a tomar medidas concretas para lograrlos. Por ejemplo, "aumentar en un 50% el número de seguidores en nuestras redes sociales en los próximos tres meses".


Recuerda que cada empresa tendrá objetivos digitales diferentes, pero lo fundamental es que sean específicos, medibles, alcanzables, realistas y definidos en un plazo de tiempo determinado. ¡Este enfoque te permitirá evaluar tu progreso, tomar decisiones informadas y ajustar tu estrategia en el camino hacia el éxito!


Así que, equipado con tus objetivos SMART, estarás listo para navegar hacia aguas digitales exitosas. Pero, ¿cómo sabrás si estás en el rumbo correcto? La respuesta está en las métricas.


Cada empresa tiene sus propias metas y métricas clave que deben ser monitoreadas de cerca. Por ejemplo, si tu objetivo es aumentar el número de visitantes únicos a tu sitio web, podrías utilizar herramientas de análisis web como Google Analytics para rastrear el tráfico y obtener información detallada sobre el comportamiento de los usuarios. De esta manera, podrás identificar qué estrategias están funcionando y cuáles necesitan ser ajustadas.


Pero no te detengas ahí. ¡Las estadísticas pueden ser tu mejor aliado! Utiliza datos y cifras impactantes para respaldar tus argumentos y hacer que tu estrategia digital sea aún más convincente. Por ejemplo, según un estudio reciente, las empresas que logran establecer metas específicas tienen un 10% más de posibilidades de alcanzar el éxito en comparación con aquellas que no lo hacen. ¡Eso es un hecho contundente que respalda la importancia de definir objetivos claros y alcanzables!



Recuerda que el mundo digital evoluciona rápidamente, por lo que es fundamental estar al tanto de las últimas tendencias y tecnologías. Por ejemplo, el uso de chatbots en el servicio al cliente ha demostrado aumentar la satisfacción del cliente en un 73%. ¡Imagina la diferencia que puede marcar implementar esta herramienta en tu estrategia digital!


En LIVING36, nos mantenemos actualizados sobre las últimas innovaciones en marketing digital y análisis de datos. Sabemos que la clave para el éxito radica en la adaptación constante y el aprendizaje continuo. Por eso, te animamos a que te mantengas informado, explores nuevas herramientas y técnicas, y aproveches al máximo las oportunidades que ofrece el mundo digital.


En resumen, identificar los objetivos de tu estrategia digital es el primer paso hacia el éxito. Utiliza el enfoque SMART para establecer metas claras y alcanzables. Asegúrate de medir y monitorear tus resultados utilizando herramientas de análisis web y aprovecha las estadísticas impactantes para respaldar tus argumentos. Mantente actualizado sobre las últimas tendencias y tecnologías para optimizar tu estrategia y alcanzar el máximo rendimiento.


Canales y materiales de marketing digital existentes


¡A hoy, capitán digital! Una vez que has definido tus objetivos y conoces el rumbo que debes seguir, es hora de evaluar los canales y materiales de marketing digital existentes. Aquí es donde encontrarás los aliados que te ayudarán a llevar tu estrategia a puerto seguro.


Imagina tus canales digitales como diferentes islas en el vasto océano digital. Algunas de estas islas son tuyas y las controlas por completo, como tu sitio web y tus perfiles de redes sociales. Estos son tus medios propios, donde tienes el poder absoluto de crear contenido y conectar con tu audiencia de manera directa.


Luego están las islas obtenidas, que son aquellas donde otros hablan de ti y recomiendan tu producto, servicio o marca. Estos pueden ser publicaciones de invitados en otros sitios web, menciones en la prensa o el boca a boca generado por una excelente experiencia del cliente. Estos son tus medios obtenidos, y son una muestra del reconocimiento que recibes por tus esfuerzos.


Por último, están las islas pagadas. Aquí es donde inviertes tus recursos para captar la atención de tus buyer personas. Piensa en anuncios en Google Ads, publicaciones patrocinadas en redes sociales o incluso publicidad nativa en otros sitios web. Estos son tus medios pagados, donde pagas para obtener visibilidad y generar resultados.


Ahora, antes de aventurarte a conquistar estas islas, tómate un momento para evaluar el panorama general. No te preocupes, no estamos en busca de tesoros enterrados, solo queremos tener una visión clara de tus canales y materiales digitales. Puedes hacerlo organizando todo en una hoja de cálculo para que puedas visualizar de un vistazo todos tus medios: propios, obtenidos y pagados.



Medios propios


Empecemos por tus medios propios, esos valiosos tesoros que te pertenecen. Aquí encontrarás tu sitio web, tus perfiles de redes sociales, tu blog y cualquier otro contenido digital que hayas creado. Estos canales te permiten tener un control total sobre tu mensaje y la forma en que te comunicas con tu audiencia.


Medios obtenidos


Luego están los medios obtenidos, esos regalos del mar que llegan gracias a tu buen hacer. Estos pueden ser menciones en la prensa, comentarios positivos en redes sociales o la viralización de tu contenido. Estos medios son como el reconocimiento que obtienes cuando otros hablan de ti y comparten tu contenido.


Medios pagados


Por último, los medios pagados, esos aliados que puedes reclutar con una buena inversión. Aquí es donde pones tus monedas de oro para obtener visibilidad. Ya sea a través de anuncios en buscadores, publicidad en redes sociales u otras plataformas, estos medios te ayudan a llegar a una audiencia más amplia.


Ahora, la magia comienza cuando estos tres tipos de medios se combinan para trabajar juntos en armonía hacia tu objetivo. Por ejemplo, puedes tener un contenido valioso en tu sitio web que busque generar leads. Para aumentar la visibilidad de ese contenido, podrías esforzarte en que otros compartan el enlace en sus redes sociales, generando así más tráfico hacia tu sitio. Ese sería tu componente de medios obtenidos. Y para respaldar el éxito de ese contenido, podrías utilizar tus medios propios, como publicarlo en tu página de Facebook y promocionarlo a través de anuncios pagados para llegar a tu audiencia objetivo.


La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa


Imagina que tienes un negocio de comida saludable y has creado una deliciosa receta de smoothies nutritivos en tu blog. Para amplificar su alcance, compartes el enlace en tus perfiles de redes sociales y animas a tus seguidores a compartirlo con sus amigos. Además, decides invertir en anuncios en redes sociales para llegar a más personas interesadas en una alimentación saludable. Así, tus medios propios, obtenidos y pagados se unen en una poderosa combinación para atraer tráfico a tu sitio web, generar leads y, en última instancia, aumentar tus ventas.


Recuerda que no es obligatorio utilizar todos los canales y materiales disponibles. Si tus medios propios y obtenidos están funcionando de manera excelente, es posible que no necesites invertir tanto en medios pagados. Lo importante es evaluar qué funciona mejor para tu empresa y adaptar tu estrategia en consecuencia.


Considera los contenidos digitales


Ahora que ya conoces tus islas digitales y cómo aprovecharlas al máximo, es hora de analizar tus contenidos digitales. El content marketing es una herramienta poderosa para posicionarte como un referente, aumentar el tráfico a tu sitio web y brindar información valiosa a tus seguidores y potenciales clientes.


Un plan de creación de contenidos bien definido puede ser tu brújula en esta travesía digital. En él, establece pautas claras para tus contenidos, como la estructura, las palabras clave relevantes, el formato y la longitud adecuada. Por ejemplo, si estás escribiendo un artículo sobre "Consejos para mantener una alimentación saludable", asegúrate de incluir palabras clave como "nutrición", "recetas saludables" y "hábitos alimenticios". Esto ayudará a que tu contenido sea más fácil de encontrar en los motores de búsqueda y atraerá a aquellos que buscan información relacionada.



Elementos clave para tu contenido

  • Títulos: Qué fórmula seguirán, qué palabras clave incluirán, qué tan adecuados son para buscadores, etc.

  • Formato: Aquí también se puede agregar la estructura que seguirá el artículo para facilitar la lectura como la composición.

  • Objetivo: Esto debe preverse antes de la producción para definir la línea a seguir de acuerdo a las metas propuestas.

  • Tipo: Qué tipo de artículo, temática, longitud, categoría, etc.

Recuerda que cada contenido debe tener un objetivo específico. ¿Quieres educar a tu audiencia, inspirarlos o persuadirlos para que realicen una acción? Define claramente el propósito de cada pieza de contenido y alinea tus esfuerzos con tus metas.


Además, considera diversificar tus formatos de contenido. Puedes crear artículos, videos, infografías o podcasts, según lo que mejor se adapte a tu audiencia y a la temática que deseas abordar. Por ejemplo, puedes grabar un video tutorial de cómo preparar uno de tus smoothies saludables y compartirlo en tus redes sociales y en tu blog. Esto agregará variedad a tu estrategia y atraerá a diferentes tipos de usuarios.


Por último, es fundamental unificar todas tus acciones y planes en un solo documento. Esto te permitirá tener una visión global de tu estrategia digital. En este documento, puedes incluir tu buyer persona, los diferentes canales y materiales que utilizas, tu estrategia de contenidos y cualquier otro aspecto relevante. Mantén este documento actualizado y revisa regularmente si tus acciones están alineadas con tus metas.


Recuerda que no se trata solo de llegar a muchas personas, sino de llegar a las personas adecuadas. Segmentar tu audiencia y tener un claro posicionamiento en el mercado son aspectos cruciales.



Auditoría y Planificación de tu Estrategia Digital



La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

La Auditoría y Planificación de tu Estrategia Digital es como un mapa detallado que te guiará hacia el éxito en el mundo digital. Es esencial examinar tus medios propios, medios obtenidos y medios pagados para determinar qué está funcionando, qué necesita mejorar y dónde debes concentrar tus esfuerzos. ¡Prepárate para embarcarte en esta emocionante travesía!



Medios Propios: El corazón de tu estrategia digital


Imagina tus medios propios como el ingrediente secreto que hace que tu estrategia digital sea irresistible. Estos medios se presentan en forma de contenido, y abarcan desde la página "Acerca de nosotros" de tu sitio web hasta las publicaciones en el blog, los ebooks, las infografías y las publicaciones en redes sociales. ¡Todo cuenta como contenido valioso!


El contenido desempeña un papel fundamental para convertir visitantes en leads y clientes, y fortalece el perfil de tu marca en línea. Sin importar cuál sea tu objetivo, necesitarás utilizar contenido propio para impulsar tu estrategia de marketing digital.


Supongamos que tu meta es generar un 50% más de leads a través de tu sitio web en comparación con el año pasado. En este caso, es poco probable que la página "Acerca de nosotros" tenga un papel protagónico en tu estrategia (a menos que haya sido una máquina generadora de leads en el pasado). En cambio, un ebook oculto en un formulario de tu sitio web puede atraer una gran cantidad de leads y convertirse en el tipo de contenido que debes aprovechar al máximo.


Pero, ¿cómo puedes determinar qué contenido propio necesitas para alcanzar tus objetivos? Aquí tienes algunos pasos sencillos que te ayudarán a trazar tu camino hacia el éxito en el marketing digital.


  • Auditoría de tu contenido existente: Configura una lista con todo tu contenido propio actual y clasifica cada elemento según su rendimiento previo en relación con tus objetivos actuales. Si la generación de leads es tu objetivo principal, enfócate en los elementos que generaron más leads el año pasado. Esto podría ser una publicación en el blog específica, un ebook o incluso una página en tu sitio web que tiene una buena tasa de conversión. El objetivo es descubrir qué contenidos digitales funcionan mejor en la actualidad y prepararte para cosechar éxitos en el futuro.

  • Identificación de deficiencias en tu contenido actual: Basándote en tus buyer personas, identifica cualquier deficiencia en tu contenido actual. Por ejemplo, supongamos que tienes una empresa de clases de matemáticas y descubres durante tu investigación de la audiencia que uno de los problemas principales de tu consumidor ideal es encontrar formas interesantes de estudiar. Si no tienes contenido relacionado con este tema, esa es una deficiencia que debes abordar creando contenido relevante. Además, al analizar tu auditoría de contenido, podrías descubrir que los ebooks alojados en una página de destino específica tienen una buena tasa de conversión, superando a los webinarios. Siguiendo el ejemplo de la empresa de clases de matemáticas, podrías decidir agregar un ebook sobre "cómo encontrar formas de estudiar más interesantes" a tus planes de creación de contenido.

  • Elaboración de un plan de creación de contenidos: Utilizando tus hallazgos y las deficiencias identificadas, traza un plan de creación de contenidos que detalle qué contenido necesitas para alcanzar tus objetivos. Este plan debe incluir el título, formato, objetivo y canales promocionales para cada contenido. También puedes agregar un motivo específico que justifique la creación de este plan, como por ejemplo: "El equipo de contenido tiene problemas para planificar el contenido de nuestro blog, por lo que creamos un calendario editorial con plantillas". Además, incluye un nivel de prioridad para ayudarte a decidir en qué invertir tu dinero y recursos.

Recuerda que tu plan de creación de contenidos puede ser una simple hoja de cálculo que también debe considerar el presupuesto si planeas subcontratar la creación de contenido, o el tiempo estimado si vas a crear el contenido tú mismo.



Medios obtenidos: Aprovecha lo que ya funciona y experimenta con lo nuevo


Evaluar tus medios obtenidos anteriores en comparación con tus objetivos actuales puede revelar dónde es mejor enfocar tu tiempo y esfuerzo. Observa de dónde proviene tu tráfico y leads, y clasifica todas las fuentes de medios obtenidos, desde las más eficaces hasta las menos eficaces.


La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Herramientas como Google Analytics te proporcionarán información valiosa al respecto. Puedes descubrir que un artículo específico que publicaste en la prensa de tu industria atrajo un gran volumen de tráfico calificado a tu sitio web, lo cual resultó en buenas tasas de conversión. O tal vez descubras que LinkedIn es la plataforma donde las personas comparten más tu contenido, generando un flujo constante de tráfico.


Es importante tener en cuenta cuáles de tus medios obtenidos te ayudarán a alcanzar tus objetivos, basándote en datos históricos. Sin embargo, no descartes nuevas estrategias solo porque no las has probado o verificado todavía. Si tienes alguna idea innovadora, ¡no temas probarla y evaluar su rendimiento!


Medios pagados: Ajusta tu enfoque y maximiza tus inversiones


El proceso para evaluar tus medios pagados es similar. Debes analizar tus campañas de publicidad existentes en diferentes plataformas, como Google Ads, Facebook, Twitter, etc., para determinar qué te está ayudando a alcanzar tus objetivos actuales.


Si has invertido mucho dinero en Google Ads pero no has obtenido los resultados deseados, es momento de ajustar tu enfoque o incluso considerar eliminar esa inversión y destinarla a otra plataforma que creas que generará mejores resultados.


Al finalizar este proceso, tendrás una visión clara de qué plataformas de medios pagados deseas seguir utilizando y cuáles debes eliminar, si corresponde.



Construyendo el éxito a través de la Auditoría y Planificación de tu Estrategia Digital


La auditoría y planificación de tu estrategia digital son fundamentales para el éxito en el mundo digital. Al analizar y optimizar tus medios propios, obtenidos y pagados, estarás construyendo una base sólida para alcanzar tus objetivos.


Recuerda que cada paso requiere una atención minuciosa. No temas invertir tiempo y recursos en la auditoría de tu contenido existente, identificar deficiencias y trazar un plan de creación de contenidos. Además, aprovecha los datos históricos para evaluar y potenciar tus medios obtenidos, y ajusta tu enfoque en los medios pagados para maximizar tus inversiones.


La anatomía de una estrategia digital exitosa se basa en la comprensión profunda de tu audiencia, la creación de contenido valioso y relevante, y la optimización constante. Al seguir estos pasos y adaptarte a los cambios del entorno digital, estarás en el camino correcto hacia el éxito.


La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Recuerda que el mundo digital es dinámico y está en constante evolución. Es fundamental mantenerse actualizado con las últimas tendencias, herramientas y estrategias para asegurarte de que tu estrategia digital siga siendo efectiva.


En resumen, la auditoría y planificación de tu estrategia digital son esenciales para alcanzar el éxito en el mundo digital. Al optimizar tus medios propios, obtenidos y pagados, estarás construyendo una base sólida para alcanzar tus objetivos. Recuerda la importancia de crear contenido valioso y relevante, aprovechar las oportunidades que ofrecen los medios obtenidos y ajustar tu enfoque en los medios pagados para maximizar tu inversión.


No dejes que tu estrategia digital quede al azar. Dedica tiempo y recursos a la auditoría y planificación, y verás cómo tu presencia en línea crece y prospera. ¡Prepárate para alcanzar nuevos niveles de éxito en el mundo digital!


Consolida tus acciones


¡Felicidades! Has completado los pasos iniciales para desarrollar una estrategia digital exitosa. Ahora es el momento de consolidar todas tus acciones en un documento estratégico sólido que te guiará hacia el éxito en el mundo del marketing online. Piensa en este documento como tu mapa detallado que te llevará directamente a tus objetivos digitales. ¡Es hora de poner todo en marcha!


Recuerda, una estrategia digital es una serie de acciones bien planificadas que te ayudarán a alcanzar tus objetivos de marketing a través de la magia de internet. Y para crear este documento estratégico, necesitarás combinar todos los elementos clave que has trabajado hasta ahora. Vamos a repasarlos.


  • Buyer Personas que inspiran: Tienes un perfil claro de tus buyer personas. Conoces a tu público objetivo como si fueran tus mejores amigos. Comprendes sus necesidades, deseos y dolores. Ahora es el momento de utilizar ese conocimiento para cautivarlos con tu estrategia digital.

  • Objetivos de marketing: Has establecido objetivos específicos y cuantificables para tu estrategia. Sabes exactamente lo que quieres lograr, ya sea aumentar tus ventas en un 30%, generar más leads cualificados o fortalecer tu presencia en las redes sociales. ¡Enfócate en esos objetivos y no los pierdas de vista!

  • Tus Diferenciales: Reconoces los aspectos únicos y destacados de tu marca. Ya sea tu excelente servicio al cliente, tus productos innovadores o tu equipo de expertos, estos diferenciales son tus superpoderes digitales. Utilízalos para destacar en el mercado y atraer a tu público objetivo.

  • La Triple M: Medios Propios, Obtenidos y Pagados: Tienes una hoja de cálculo que te brinda una visión panorámica de tus medios propios, obtenidos y pagados. Es como tener un mapa del tesoro digital en tus manos. Utiliza esta información para maximizar tus esfuerzos y aprovechar todas las oportunidades que el mundo digital tiene para ofrecerte.

  • Auditoría de tus medios: Has realizado una auditoría exhaustiva de tus medios propios, obtenidos y pagados existentes. Sabes qué funciona bien y qué necesita mejorar. Esta información es oro puro para optimizar tu estrategia y garantizar resultados sobresalientes.

  • Plan de Creación de Contenidos: Tienes una lista o un plan detallado de los contenidos propios que crearás para alcanzar tus objetivos. ¡El contenido es el rey en el mundo digital! Ya sea a través de blogs, videos, infografías o ebooks, tu creatividad tiene el poder de atraer, educar y convertir a tu audiencia.

Ahora que tienes todos estos elementos alineados, es hora de consolidarlos en tu estrategia digital. Un documento en forma de hoja de cálculo será tu mejor aliado. Mantén la consistencia y organízalo de acuerdo a tus medios propios, obtenidos y pagados. Pero recuerda, también necesitas una línea de tiempo estructurada. Asigna fechas específicas para cada acción y crea un plan estratégico a largo plazo.



Imagina tu hoja de cálculo estratégica: en enero, inicias tu blog y lo actualizas regularmente cada semana durante todo el año. En marzo, lanzas un emocionante nuevo ebook con una campaña de promoción pagada para captar la atención de tu audiencia. Luego, en julio, te preparas para tu mes comercial más importante, donde desplegarás todas tus tácticas de marketing digital para generar un impacto significativo. Y en septiembre, te enfocas en los medios obtenidos a través de relaciones públicas, aprovechando el poder de los influencers y las menciones en los medios para atraer un mayor tráfico a tu sitio web.


Este enfoque estratégico no solo te permite establecer una serie de acciones claras y concretas, sino que también te ayuda a comunicar tus planes a otros miembros de tu equipo. Todos estarán en sintonía y trabajarán juntos para lograr tus objetivos digitales.


Recuerda, tu documento de estrategia digital es único para tu empresa. No hay una plantilla universal que se adapte a todos. Lo más importante es que refleje tus acciones específicas y cómo te acercarás a tus metas. Si logras plasmar todas estas acciones en tu estrategia, significa que has captado los fundamentos esenciales de la creación de una estrategia digital efectiva.


Así que, reúne toda tu información, establece tus acciones, define tus plazos y ¡adelante! Con tu estrategia digital bien consolidada, estarás listo para triunfar en el competitivo mundo online. No olvides monitorear y ajustar tus tácticas a lo largo del camino, ya que la flexibilidad y la adaptación son clave en el éxito digital.


Recuerda, la estrategia digital no es solo una lista de tareas. Es un plan emocionante que te llevará a conquistar nuevos horizontes, a cautivar a tu audiencia y a hacer crecer tu negocio en el mundo digital. ¡Prepárate para el éxito y no dudes en compartir tu estrategia digital ganadora con otros entusiastas del marketing! Juntos, podemos impulsar la excelencia digital y alcanzar resultados extraordinarios.



Medición


La medición de una estrategia digital es crucial para garantizar su éxito y mejorar constantemente. Después de haber creado y definido tu estrategia, es importante evaluar cómo está funcionando y hacer ajustes en base a los resultados obtenidos.


La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Una herramienta imprescindible para medir las acciones de tu estrategia digital es Google Analytics. Esta plataforma te proporcionará información relevante sobre las visitas a tu sitio web y te permitirá identificar si tus acciones están generando conversiones. Además, podrás retener a los usuarios que han convertido y convencer a aquellos que no lo han hecho todavía, basándote en el comportamiento de los que sí han realizado alguna acción valiosa para tu negocio.


Es importante recordar que una conversión no se limita únicamente a una compra. Puede incluir diversas acciones que son valiosas para tu negocio, como descargar una aplicación, completar un formulario, registrarse en una página o visitar un sitio web, entre muchas otras.


Una vez que tienes claros tus objetivos, puedes establecer los indicadores clave de rendimiento (KPIs) para medir el éxito de tu estrategia digital. Estos indicadores deben estar alineados con los objetivos de tu negocio y deben contar con valores numéricos objetivos que representen diferentes escenarios de éxito.


El plan de medición contemplará al menos cuatro etapas:


Definición de KPIs


En función de los objetivos de negocio habrá que establecer los indicadores válidos para medir el éxito del proyecto.


Estos se acompañarán de valores numéricos objetivo que supongan escenarios de éxito total, éxito parcial o fracaso.


Por supuesto a lo largo del tiempo habrá que revisar objetivos para seguir construyendo y mejorando.


Plan de implementación


Los KPIs no se miden solos. A menudo habrá que recoger variables complejas que supondrán implementaciones técnicas avanzadas (integraciones con fuentes externas, eventos personalizados, tracking entre dominios y dispositivos, etc.) para lo cual será necesario planificar cómo se lleva a cabo y a quiénes involucra.


Te puede interesar: KPI´s: qué son y tipos


Plan de visualización


Una vez que se recogen los datos, habrá que definir quiénes necesitan consumir qué información. De esta manera se confeccionarán dashboards personalizados y alertas para cada departamento o tipología de perfil profesional en función de sus necesidades de información. Es importante evitar la infoxicación y centrarse en el valor del dato.


Reporting


Por último, y para evitar la inacción, habrá que establecer calendarios de reporting, ya sea interno o externo, para mantener reuniones donde se expongan resultados, desviaciones, oportunidades, acciones propuestas, etc. El auténtico sentido de la analítica es impulsar decisiones estratégicas de negocio.


Ya lo he mencionado antes: solo un mal proveedor con miedo a no lograr el éxito del proyecto evitará la definición de objetivos medibles. Si no se mide, no se mejora.


Y lo mismo para las empresas cliente. Ya es hora de adoptar el análisis de datos y resultados para pivotar las decisiones estratégicas. Basta de hablar de mejora continua y no medir nada.


Principales Indicadores de tu Estrategia Digital


La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

Existen decenas de posibles indicadores con los que medir tus campañas. Algunos de ellos dependen del canal concreto por el que establezcas la relación con los usuarios.

Lo importante es que para que los KPIs de marketing digital sean eficaces deben ir acompañados de un valor. Sólo si sabes qué quieres conseguir podrás analizar los caminos adecuados para lograrlo.


Estos son 20 de los KPIs de marketing digital que debes tener en cuenta para medir si tus estrategias digitales son adecuadas. O, por el contrario, es necesario que hagas cambios.


Páginas vistas


Métrica imprescindible en tu Estrategia digital. Todo usuario de Internet, con su blog o sitio web, siempre ha revisado en primer lugar el número total de visitas que recibe su página.


En el caso del marketing digital ocurre lo mismo. El número de visitas que recibe tu blog o página web será un indicador básico para saber cuánta gente atraes, de dónde provienen y cuáles son sus intereses.


Visitantes únicos


Relacionado con las páginas vistas, los visitantes únicos son cada uno de los usuarios que ha entrado en el sitio web.


Los visitantes únicos son siempre menos que el número de páginas vistas, ya que un usuario puede entrar en más de una ocasión a su sitio web, por lo que contabiliza varias veces como páginas vistas, pero una sola vez como visitante.


Este indicador es mucho más interesante para tu estrategia digital que las páginas vistas, ya que te da el dibujo final de cuánta gente, y qué gente, es la que visita tu sitio web, blog o landing page.


Tiempo de estancia


La permanencia en el sitio web o el blog es uno de los KPIs de marketing digital de mayor valor.


Muestra el interés que genera tu contenido, así como de las posibilidades de conseguir clics y conversiones en la propia página. A largo plazo, sin duda alguna un indicador clave de tu estrategia digital; recuerda que es un esfuerzo de largo aliento.


El tiempo de estancia en el sitio web no es garantía de éxito pero sí un indicador prácticamente infalible de que las cosas se hacen bien en lo que respecta a los contenidos que se muestran a los usuarios que llegan hasta las páginas.


Apertura de Emails


El número de aperturas de email que tiene tu campaña de emailing será imprescindible para saber a cuántos ha llegado y cuántos de los receptores de emails se han mostrado interesados en el contenido.


Este indicador tiene parte de error, ya que en ocasiones el usuario receptor del email abre por error el mensaje. Hay que tener en cuenta que los resultados identificados por esta métrica pueden no ser 100% fiables, pero si se trata de un buen indicador a niveles globales.


El Email marketing es actualmente desestimado por muchas marcas al creer que está muerto, pero sigue siendo una de las que mejor desempeño tiene a nivel empresarial. Te recomiendo que la incluyas en tu estrategia digital.


Clics en el email


¿Dónde hace clic el usuario?, ¿qué partes del email le interesan? ¿Convierten tus mensajes? Mediante estas preguntas y la métrica que mide los clics dentro del email es posible saber por qué parámetros se mueve el interés del usuario dentro del email.


Es interesante tener en cuenta esta métrica, ya que te ayudará a contrarrestar el nivel de error de la métrica de emails abiertos.


Es muy raro que un usuario que ha abierto el email por error haga clic dentro, ya que optará por volver a la bandeja de entrada o salir del email, pero no por hacer clic en un enlace o botón.


Formularios diligenciados


El paso fundamental para convertir es cuando el usuario ha completado un formulario, ha introducido la información que se le solicita y ha seguido todos los pasos hasta el final.

Un formulario completado es una conversión conseguida.


El formulario puede ser de múltiples campos, en los que el usuario introduce su información de forma manual.


Pero también es un formulario un botón de compra, de registro o de saltar una página. El formulario será el paso que el usuario tenga que dar hasta llegar a materializarse en conversión, lo que el creador de la página quiere obtener.


Recuerda que tus listados de registros son el principal activo de tu marca, por lo tanto clave para tu estrategia digital.


Tasa de rebote


Cuando envías tu contenido, ya sea por email o el propio contenido que tienes publicado en tu sitio web, existe una parte de usuarios que decidirán dejar tu sitio y pasarán a ver otro contenido.


La razón del rebote puede ser por falta de interés en el contenido, por no encontrar lo que buscaba o porque, sin querer, ha salido de la página.


Habitualmente, se tiene en cuenta una tasa de rebote alta como sinónimo de fracaso de la página, ya que no cumple con lo que se promete o el usuario no lo encuentra interesante.


Páginas por visita


Uno de los KPIs de marketing digital más interesantes de la visita de un usuario a un sitio web es cuántas páginas ha visitado. Puede que una visita sea interesante aún cuando ha visto una sola página.


Pero también es posible que el sitio web busque que los usuarios vean numerosas páginas en cada una de sus visitas.


Esta métrica mide el número de páginas que el usuario observa cada vez que entra en tu sitio web y antes de salir a otra.


Tasa de bajas


¿Cuántos usuarios han decidido darse de baja de tu servicio de email marketing? La tasa de bajas puede ser el mejor indicador para conocer el fracaso de tu comunicación.


Los usuarios suscritos a tu servicio de email marketing que se han dado de baja indican el fracaso con la comunicación con ellos, por lo que habrá que extraer conclusiones y reflexiones sobre qué ha fallado y por qué.


Suscriptores


Mediante sistemas de RSS y Feed, los usuarios pueden acceder a tu contenido y recibirlo en su correo electrónico, de manera que están suscritos a tus publicaciones.


Estos usuarios se consideran positivos. Ningún usuario que no esté interesado realmente en tu servicio optará por suscribirse a tu contenido. Si lo logras, será una muy buena señal que tu estrategia digital está funcionando.


Emails reenviados


Los emails reenviados son un buen indicador para saber qué contenido es el que interesa realmente a los usuarios que reciben tus emails.


Es complicado contabilizar este factor, pero es posible saber el éxito obtenido por tu campaña de envío de emails mediante el número de reenvíos generado.


Seguidores


Importante métrica en las redes sociales. Los seguidores, likes o fans son el indicador perfecto para saber el alcance de tu perfil.


Para poder valorar efectivamente esta métrica, es necesario fijar un umbral de seguidores que se quieren obtener, ya que no siempre un número más elevado es más positivo.


Coste por lead


El Coste por lead (CPL) es el precio que paga un anunciante por cada contacto cualificado. En este caso se exige una acción por parte del usuario. Por ejemplo, registrarse, cumplimentar un formulario, realizar una descarga o suscribirse a algún servicio.


Este indicador yo lo uso bastante para hacerle seguimiento a mi estrategia digital. Sí nuestras campañas están bien optimizadas, el costo tenderá a la baja permanentemente en el tiempo.


Comentarios


El número de comentarios que genera el contenido entre los usuarios es un dato esencial. Este es uno de los KPIs de marketing digital que se centran en el valor del contenido.


De hecho, indica si el contenido es suficientemente importante para generar debate y comentarios entre los usuarios. Así mismo, los comentarios pueden generarse para añadir alguna matización o para compartir ideas y pareceres.


Junto a este indicador se encuentran las respuestas a los comentarios que miden el nivel de debate generado por los comentarios.


Algunos sitios webs generan comunidades donde se comparten respuestas y comentarios como si fuera un foro, mostrando que el sitio está activo y genera interés.


Nuevos leads generados


¿Generan tus campañas de marketing online nuevos leads? Llegar a usuarios que pueden estar interesados en tu contenido mediante los anuncios o mensajes en redes sociales será lo que te permitirá aumentar y ampliar tu base de datos, pudiendo llegar a más público en futuras campañas.


Un sitio web que genera leads es un sitio web bien planteado.


Coste de producción de contenido


El dinero que la empresa tiene que invertir para poder generar el contenido es uno de los KPIs de marketing digital a los que prestar más atención.


Un coste de producción demasiado elevado puede ser perjudicial para la empresa, mientras que un coste demasiado bajo también puede serlo.


Ratio de conversión por embudo


Descubre los contenidos que mejor convierten. El embudo de conversión es una de las maneras más eficaces para calcular las conversiones que llegan a partir de los leads, conociendo también qué páginas han visitado y cuál ha sido su trayectoria.


Coste de distribución


El coste de hacer llegar el contenido y producto generado al usuario será otro de los factores que marcará tu estrategia de futuro.


Es importante conocer la inversión que supone para tu marca hacer llegar los productos creados hasta sus usuarios finales.


Cuanto más competitivo sea este precio, mejor para el comprador y para ti, que obtendrás mayor beneficio.


Click-Through Rate (CTR)


El Click-Through Rate (CTR) o proporción de clicks muestra la frecuencia con la que los usuarios que ven una acción de marketing online acaban pulsando sobre los enlaces que se les muestran.


El CTR es uno de los KPIs de marketing digital básicos para evaluar el rendimiento de una campaña en cualquiera de los canales del marketing digital.


Cuanto más alto sea el porcentaje de clicks que se obtengan mayor será la probabilidad de generar más ingresos.


ROI


El ROI (Return On Investment) es el valor económico generado como resultado de la realización de diferentes actividades de marketing.


Con este dato, podemos medir el rendimiento que hemos obtenido de una inversión.


El ROI es de gran utilidad para evaluar esta rentabilidad. Se convierte en la relación entre la inversión de marketing y los beneficios generados, bien sean ventas directas u obtención de clientes potenciales.


Para calcularlo se utiliza la siguiente fórmula:


ROI = (Beneficio – Inversión) / Inversión


Veámoslo con un ejemplo. Si dedicamos $2.000.000 en recursos para la realización de un curso de Inbound Marketing y obtenemos, tras su finalización, $6.000.000 de beneficios, el retorno de la inversión será del 200%. Esto es, que por cada peso invertido en el curso, obtenemos un retorno de la inversión de $2 (beneficio).


Es el último indicador pero no el menos importante. Amado por los financieros, debe ser una señal a mediano y largo del éxito de tu estrategia digital.



Estos son sólo 20 de las decenas de conceptos que dan forma al marketing digital actual. Todos ellos forman parte del día a día en LIVING36 donde intentamos sacarles el juego necesario para generar audiencias y ventas para nuestros clientes.


Despliega tu Estrategia Digital


La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

¡Ha llegado el momento de desplegar tu estrategia digital y poner en marcha todas esas acciones emocionantes que te llevarán al éxito! Es hora de decidir qué acciones implementar, qué recursos de marketing digital necesitarás y qué canales utilizarás para alcanzar tus objetivos.


Imagina que estás construyendo una casa. Primero, necesitas un plan sólido y bien diseñado para guiar tus acciones. Del mismo modo, en el mundo digital, es esencial tener una estrategia clara que defina tus metas y los pasos que tomarás para lograrlas.


Las acciones que implementes pueden abarcar diversas áreas, desde el marketing de contenidos hasta la comunicación digital y la optimización de tu página web. Por ejemplo, puedes crear contenido de blog con redacción SEO para mejorar tu visibilidad en los motores de búsqueda. También puedes sacar provecho de las redes sociales y definir qué tipo de contenido compartirás en cada una de ellas.


Recuerda que no es necesario repetir exactamente lo mismo en todos los canales. Sin embargo, es fundamental mantener coherencia y sintonía en los mensajes y el aspecto visual para que se alineen con la imagen de tu marca. Imagina que eres una marca de moda elegante y sofisticada, ¿no sería extraño si tuvieses un tono informal y desenfadado en tus publicaciones de redes sociales? Mantén la consistencia y transmite tu identidad de marca en todos los canales.



Implementación


Una vez que hayas definido tus acciones, es hora de llevarlas a cabo según un calendario previamente establecido. El calendario de actividades te permitirá ejecutar tus acciones de manera organizada y asegurarte de que todo se publique, comparta o actualice en el momento adecuado.


Análisis


Pero no te quedes solo con la implementación. Como en cualquier estrategia, es crucial analizar los resultados para evaluar su efectividad. ¿Están tus acciones digitales cumpliendo con los objetivos establecidos? ¿Estás obteniendo el retorno de inversión esperado?


Aquí es donde entran en juego los indicadores clave de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés). Estas métricas te proporcionan información valiosa sobre el rendimiento de tu estrategia digital. Algunos ejemplos de KPIs que puedes analizar son el ratio de conversiones, el retorno de la inversión (ROI) y el coste por conversión.


Veamos un ejemplo para que todo esto sea más claro: supongamos que tienes una tienda de productos deportivos en línea y has lanzado una campaña de anuncios en Facebook para promocionar tus nuevos productos. Utilizando los KPIs adecuados, puedes realizar un seguimiento del número de conversiones que se originan a partir de esos anuncios y calcular el retorno de inversión. Si descubres que la campaña no está generando suficientes conversiones o que el costo por conversión es demasiado alto, puedes ajustar tu estrategia y realizar cambios para mejorar los resultados.



Formación de tu equipo de colaboradores


Pero no olvides que una estrategia digital exitosa no se trata solo de acciones y métricas, sino también de las personas que la implementan. Es esencial contar con un equipo de colaboradores bien preparados y motivados. En muchos casos, las personas asignadas a ejecutar un proyecto digital pueden no tener el conocimiento adecuado o la motivación necesaria. Por eso, es importante invertir en la formación de tu equipo y asegurarte de que estén capacitados para llevar a cabo las tareas digitales requeridas.

El mundo digital evoluciona rápidamente, por lo que es fundamental que los miembros de tu equipo adquieran habilidades digitales actualizadas. Esto incluye capacitación en áreas como el uso efectivo de plataformas de redes sociales, estrategias de correo electrónico, optimización para motores de búsqueda (SEO) y analítica digital. Al proporcionarles las herramientas y los conocimientos necesarios, estarás fortaleciendo la base de tu estrategia digital y garantizando un mejor rendimiento en cada acción que realices.


Algunas de las áreas formativas importantes son:

  • Habilidades digitales: Para equipos comerciales y mandos intermedios (ej: Linkedin, emailing).

  • Analítica digital: Para responsables de departamento y mandos intermedios.

  • SEO: Especialmente para generadores de contenido.

  • Social media: Para comunicación y marketing.

  • Áreas y temarios a medida, según el caso.


No obstante, la capacitación no es suficiente si no hay motivación. Es importante asegurarse de que cada miembro del equipo esté genuinamente interesado en el proyecto y en aportar lo mejor de sí mismo. El cambio digital puede resultar desafiante para algunas personas, pero debemos recordar que el progreso es inevitable y que adaptarse es clave para el éxito. Por tanto, es fundamental crear una cultura que fomente la creencia en el cambio digital y el compromiso con él.


Recuerda que las estrategias digitales no se limitan al corto plazo, sino que deben ser sostenibles a largo plazo. Es necesario integrar la formación digital en los planes de desarrollo profesional de tu empresa. Esto implica proporcionar sesiones formativas continuas que abarquen una variedad de perfiles y roles dentro de la organización. Desde el equipo de ventas hasta los responsables de departamento, todos deben estar equipados con las habilidades y el conocimiento necesarios para contribuir al éxito de la estrategia digital.


En resumen, desplegar una estrategia digital exitosa requiere una planificación cuidadosa, acciones coherentes y la capacitación adecuada de tu equipo. Asegúrate de definir tus objetivos, implementar acciones consistentes con tu identidad de marca y medir el rendimiento a través de indicadores clave. No olvides invertir en la formación de tu equipo y motivarlos para que abracen el cambio digital. Al hacerlo, estarás construyendo una estrategia digital sólida y efectiva que te ayudará a destacar en el mundo digital.



Casos particulares


Cuando se trata de diseñar una estrategia digital exitosa, es importante tener en cuenta que cada caso es único y presenta sus propias particularidades. Ya sea que estés trabajando en el ámbito B2B, buscando expandirte internacionalmente, lidiando con una marca reconocida o adentrándote en sectores poco digitales, es crucial entender las peculiaridades y adaptar tu estrategia en consecuencia. ¡Veamos algunos casos particulares y cómo abordarlos!


B2B: ¡Nada de aburrimiento aquí!


Es cierto que las estrategias digitales en entornos B2B suelen considerarse más racionales y menos emocionales que en el ámbito B2C. Sin embargo, esto no significa que deban ser aburridas. En realidad, una vez que dominas el medio, te encontrarás con un abanico de posibilidades muy interesante.


En el mundo B2B, es común lidiar con gran cantidad de información técnica, catálogos y características específicas de productos o servicios. Pero esto no tiene por qué ser monótono. Por ejemplo, plataformas como LinkedIn son especialmente poderosas en este contexto, ya que te permiten conectar con profesionales y establecer relaciones sólidas en el ámbito empresarial.


Además, el hecho de que las decisiones de compra en entornos B2B sean más racionales no significa que no haya espacio para la creatividad y el impacto emocional. Recuerda que, al final del día, las empresas también buscan relaciones sólidas y valoran aspectos como la confianza, la reputación y la satisfacción del cliente.



Internacionalización: más allá de las fronteras


La anatomía de una Estrategia Digital exitosa
La anatomía de una Estrategia Digital exitosa

La expansión internacional a través del mundo digital puede ser un desafío fascinante, pero no te engañes pensando que simplemente traducir tu estrategia al idioma del mercado objetivo será suficiente. La internacionalización digital requiere comprender las peculiaridades de cada mercado, más allá del idioma.


Cada región tiene sus propias normas, preferencias y sensibilidades culturales. Lo que puede ser efectivo en un mercado puede no funcionar en otro e incluso puede dañar la imagen de tu marca. Por lo tanto, es crucial investigar y adaptar tu estrategia a cada mercado específico.


En muchos casos, será necesario colaborar con agencias especializadas en los mercados objetivo. Estas agencias, con su conocimiento local y experiencia, pueden ayudarte a evitar errores costosos y asegurarte de que tu estrategia digital se ajuste a las necesidades y preferencias de cada mercado.


Marcas muy conocidas: más allá del prestigio


Tener una marca reconocida puede parecer una ventaja indiscutible, pero no te dejes llevar por la autocomplacencia. En el mundo digital, todas las marcas, grandes o pequeñas, deben seguir adaptándose y evolucionando.


Aunque las grandes marcas ya tengan una autoridad establecida, es fundamental recordar que el éxito en el entorno offline no garantiza el mismo nivel de éxito en línea.


Incluso las grandes empresas a menudo tienen una presencia digital limitada y una filosofía poco innovadora.



Si logras desarrollar una estrategia digital exitosa para una marca reconocida, estarás un paso adelante de la competencia, incluso frente a las multinacionales. Sin embargo, ten en cuenta que las estrategias digitales para marcas conocidas no necesariamente requieren un enfoque masivo de adquisición de visibilidad, sino más bien un enfoque centrado en la comunicación y el mensaje.


Por ejemplo, en términos de SEO, una marca reconocida puede depender menos de las búsquedas orgánicas debido a su branding consolidado. En lugar de enfocarte en atraer tráfico, puedes dirigir tus esfuerzos hacia la acción y la fidelización de los clientes existentes.


Sin embargo, ten cuidado con atribuirte todos los éxitos únicamente por la autoridad de la marca. Es fundamental medir y evaluar los resultados de tu estrategia digital de manera objetiva para comprender qué acciones específicas contribuyen a tu éxito y cuáles pueden necesitar ajustes.


Sectores poco digitales